sábado

Madrugas de ausencias




Se llenaron de ausencia
mis madrugadas.
Mis manos se cruzan y tropiezan entre ellas,
dibujando vacíos…..
Te prometí desgastar contigo
todos mis besos,
pero me quedó néctar en los labios
y no sé cómo entregarlo.
Te abrí la llave de la libertad,
y te crecieron alas…
tu nobleza es tal, que seguro volveremos
a encontrarnos.
Espero reconocerte...
Que seas la rama del árbol
y yo el ave que hace su nido
al amparo de su ramaje.
Fue tan corto el encuentro,
me quedó tanto por darte…
De ausencia se me llenaron las madrugadas.


Katyuska
18-11-1995/1-08-2008

3 comentarios:

Carmen dijo...

Siempre el alma de las cosas
brota en nuestras manos
y el carrusel de la vida;
unas veces nos da y otras se lleva
pare de lo que nos dió.

Besos enormes mi querida Kati
allá donde estes.

Hermanita tu alma es grande
y el amor por Kati inmenso.

Besos grandotes.

Carmen

Carmen dijo...

Siempre el alma de las cosas
brota en nuestras manos
y el carrusel de la vida;
unas veces nos da y otras se lleva
parte de lo que nos dió.

Besos enormes mi querida Kati
allá donde estes.

Hermanita tu alma es grande
y el amor por Kati inmenso.

Besos grandotes.

Carmen

Maria Jesus dijo...

La belleza de amar se demuestra
de muchas maneras, tú lo hicistes
durante su vida y más aún ahora que su esencia inunda todo tu corazón.Felicidades porque fuistes gran madre, y con sufrimiento supistes respetar su partida.
Un besazo de todo corazón