martes

INFINITAS MADRUGADAS


Infinitas madrugadas
cuajado el cuerpo por perlas de rocío.
Cabalgando en las crestas del olvido,
en corceles de huida interminable.
Huyendo sí,
pero sin saber que me impulsa a hacerlo.
Sólo Morfeo lo sabe y tras su irónica mirada
hay un terrible tormento…
….sabe que visitas otros mundos
vedados para él por la Aurora.
No sé, pero ese interminable momento en que lucha
la Luz con la Sombra, me invade la idea de salir
huyendo.
¿De qué?

2 comentarios:

O Lápis dijo...

Linda a música que se escuta, bonitas as palavras que se lêem...


Infinitas madrugadas cheias de palavras por dizer!


Besos

Luna de Fuego dijo...

Muchas gracias por tu amable comentario.
Recibe un cordial saludo